Mayores índices de pérdida auditiva de lo esperado .

Un estudio reciente ha demostrado que los trabajadores en ciertos subsectores de la industria del cuidado de la salud y la asistencia social experimentan pérdida auditiva a un ritmo que es más alto de lo esperado, informa Canadian Occupational Safety.

El estudio fue llevado a cabo por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH), parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos. Cubrió un período de 9 años (2003-2012) e incluyó el análisis de pruebas de audición para 1,4 millones de trabajadores en los EE. UU. De estos empleados, 8.702 trabajaban en el sector de asistencia sanitaria y asistencia social. Los resultados del estudio mostraron que todos los subsectores de este sector registraron un mayor riesgo de pérdida auditiva que la industria de referencia utilizada en la investigación. La única excepción fueron los hospitales. Curiosamente, los servicios de guardería infantil, servicios ambulatorios y de atención médica, oficinas de otros profesionales de la salud, alimentación y vivienda comunitaria y servicios de emergencia se encontraban entre los subsectores de mayor riesgo.

 

Las fuentes de riesgos de ruido son múltiples e incluyen equipos de control de temperatura, equipos dentales, alarmas de monitoreo, maquinaria de lavandería hospitalaria y helicópteros de servicio de emergencia. Las recomendaciones de NIOSH incluyen el uso de tratamiento acústico en paredes y techos de laboratorio, mover el equipo que produce ruido fuera del laboratorio y hacia las salas de equipos, y ubicar los compresores para salas de temperatura controlada de forma remota.

Otra fuente de daño a la audición son ciertas drogas. “La exposición a los medicamentos de quimioterapia puede prevenirse mejor utilizando dispositivos de transferencia de sistema cerrado para administrar medicamentos, usando guantes dobles y batas de un solo uso, mejorando la conciencia de los riesgos entre el personal y fomentando un entorno ‘libre de culpas’ para informar derrames”. los investigadores de NIOSH escribieron, citando otros estudios.

Fuente: Seguridad Ocupacional Canadiense -http://www.audiology-worldnews.com