Relación entre aeróbicos de alto impacto y disfunciones auditivas

Puedes sorprenderte al saber que ciertos ejercicios pueden causar o empeorar los acúfenos. 

A través de un estudio de investigación, el Dr. Michael I. Weintraub del New York Medical College descubrió que puede haber una asociación entre los aeróbicos de alto impacto y las disfunciones auditivas. 


Las sacudidas de la cabeza que ocurren en estos aeróbicos causan que las las otoconias (cristales de calcio en los oídos) se salgan de sus lugares normales, causando problemas en el oído interno.


Si tienes acúfenos, tienes que evitar cualquier ejercicio que implique movimientos fuertes y muchos saltos. Los aeróbicos de alto impacto, correr, el baloncesto, fútbol y voleibol tienen que hacerse con moderación.

El ejercicio regular puede ser efectivo para reducir los síntomas de los acúfenos, mejora la circulación, desintoxica al cuerpo, alimenta al sistema auditivo, disminuye el estrés y mejora la calidad del sueño.

El ejercicio estimula la liberación de endorfinas, u hormonas para “sentirse bien”, las cuales te dan una sensación general de bienestar. Los aeróbicos de bajo impacto pueden ser una alternativa a los de alto impacto.

El ejercicio suave, como el yoga y los pilates pueden ser efectivos para reducir el estrés y la ansiedad en las personas que sufren de acúfenos. Cuando te ejercites, usa unos zapatos de alta calidad diseñados para absorber los golpes.Consideraciones 

Si tienes acúfenos, no deberías lidiar con ellos por tu cuenta. Hablar con un consejero profesional o participar en un grupo de apoyo puede ayudarte a lidiar con el estrés asociado con esta condición.


Quizás juntos, pueden tener una lluvia de ideas y experimentar con diferentes opciones de tratamiento, siendo el ejercicio una de ellas. Aunque tus acúfenos pueden no irse por completo, los síntomas pueden reducirse y manejarse.

Fuente: livestrong.com