Un grave problema de salud que va en aumento: la pérdida de audición

Bajo el lema del Día Internacional del Cuidado del Oído y la Audición (“Escuchemos el futuro… y preparémonos”), se celebró una jornada en el Parlamento Europeo en Bruselas el 6 de marzo. La conclusión general del debate fue que la pérdida de audición es un grave problema de salud que solo se va a acrecentar en los próximos años.

El coordinador de la jornada, el diputado al Parlamento Europeo Renate Sommer (Alemania, Grupo del Partido Popular Europeo), presentó el debate y lo abrió diciendo que nos enfrentamos actualmente a un grave problema de salud en Europa en lo que se refiere a pérdida de audición. Especialmente en el futuro, hacia 2050, ya que habrá cada vez más personas de 65 años o más en la UE en los próximos años y al mismo tiempo estamos viviendo cada vez más.

 

La vicepresidenta de la Federación Europea de Personas con Pérdida de Audición (EFHOH, siglas en inglés), Lidia Best, hizo un resumen de las jornadas anteriores en el Parlamento Europeo y dijo que es muy importante para las personas con pérdida de audición en Europa que la pérdida de audición y el cuidado profesional de la audición estén en la agenda de la UE y el Parlamento Europeo.

Un problema que crece, con efectos secundarios

El presidente de la Asociación Europea de Audioprotesistas (AEA, siglas en francés) presentó una serie de datos que mostraban cómo el número de personas con pérdida de audición va a ir en aumento, ya que la pérdida de audición depende en cierta medida de la edad y el número de personas mayores de 65 años va a crecer de forma sustancial en los próximos 30 años. Se da el mismo caso con el declive cognitivo y la demencia, que también dependen de la edad. El riesgo de demencia crece de 2 a 5 veces con la pérdida de audición no tratada. Por tanto, Mark Lauryens hizo énfasis en la importancia del cuidado profesional de la salud, teniendo en cuenta que la pérdida de audición es un factor de riesgo modificable para la demencia y que estudios recientes han revelado que las intervenciones con el cuidado de la audición contra la pérdida de audición elimina el riesgo aumentado.

Shelly Chadha, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aportó información de lo que el mundo puede esperar en los próximos 30 años en lo que se refiere a pérdida de audición. Cada vez más personas en el mundo tendrán pérdida de audición debido a una mayor población y cada vez más envejecida. La OMS predice que en el 2050 cerca de 900 millones de personas tendrán una pérdida de audición discapacitante. Es importante tener estrategias para prevenir y afrontar la pérdida de audición para prepararse para el futuro.

Consecuencias personales y sociales

La catedrática Hélène Amieva, de Inserm (Burdeos), ofreció un resumen de su reciente artículo científico basado en los hallazgos de un estudio longitudinal entre casi 3.800 que recibieron seguimiento a lo largo de 25 años. Los hallazgos desvelan que la pérdida de audición no tratada incrementa en gran medida el riesgo de desarrollar dependencia de otros y demencia. Al mismo tiempo, el uso de audífonos elimina por completo el riesgo acrecentado de ambos.

La catedrática emérita Bridget Shield, de la Universidad de South Bank (Londres), hizo una presentación de su próximo estudio sobre los costes sociales y económicos de la pérdida de audición no tratada. El estudio documentará que los costes de la pérdida de la calidad de vida y productividad perdida debido a la pérdida de audición no tratada son muy sustanciales, por encima de los 500 mil millones de euros en la UE cada año. A esto se debe añadir también los costes incrementados de los cuidados de salud relacionados con la pérdida de audición, los impuestos perdidos debido a los ingresos más bajos de personas con pérdida de audición, más pagos en prestaciones sociales debido a un mayor paro  entre las personas con pérdida de audición y los costes en sanidad derivados de las enfermedades relacionadas con la pérdida de audición. Se planea que el estudio se publicará más adelante en 2018.

Un tema que sigue siendo delicado

Anne-Sophie Parent, la secretaria general de Age Platform Europe, dijo que la pérdida de audición entre las personas de 50 años o más, a las que Age Platform Europe representa, sigue siendo un tabú para muchos de sus miembros asociado con ser mayor, de alrededor de 80 años. La pérdida de audición es silenciosa e invisible, y muchos mayores se la siguen guardando para sí mismos, o no son conscientes de ello. Anne-Sophie Parent también cuestionó el hecho de que mientras el cuidado de la audición profesional de los niños y los jóvenes está regulado en la mayor parte de los estados miembro de la UE, la pérdida de audición entre los mayores está más o menos descuidada, si no ignorada, en las políticas de salud en muchos países.

Llamamiento a los países miembro

La co-coordinadora del evento, la diputada al Parlamento Europeo Heinz Becker (Austria, Grupo del Partido Popular Europeo), concluyó el debate haciendo un resumen de los hallazgos y conclusiones y añadió que ya que las políticas de sanidad son competencia de cada estado miembro de la UE, el Parlamento Europeo solo puede hacer un llamamiento a los estados miembro para que se tomen en serio el problema de la pérdida de audición y la importancia del cuidado de la audición como un problema de salud grave, que solo va a ir a más en los próximos años.

Los organizadores del debate

La jornada estuvo organizada por la Federación Europea de Personas con Pérdida de Audición (EFHOH, siglas en inglés), la plataforma AGE Platform Europe, la Asociación Europea de Audioprotesistas (AEA, siglas en francés y La Asociación Europea de Fabricantes de Instrumental para la Audición, EHIMA(siglas en inglés).

 

Fuente : https://www.hear-it.org/